No soy muy amigo de la legumbre, para que nos vamos a engañar, pero están buenas de narices.  Por eso este plato me lo ha pasado mi hermana.