Simple como el mecanismo de un sonajero. Batir los ingredientes y meterlos en el horno. Poco más es necesario para hacer un bizcocho resultón.

En la receta se usa esencia de Anís. Mucho ojo con esto que es muy fuerte. Nada más de unas gotas. Eso o tendrás un bizcocho que también servirá de ambientador anisado.

Si no te quieres arriesgar con la esencia de anís, prueba con 1 o dos dedos en un vaso de anís tipo el Mono o similar.

Usa el vaso del Yogur para las medidas.

En la receta se habla de Maizena y Levadura Royal. Si no usas esas marcas busca algo similar.

En cuanto al aceite, aquí va el gusto de cada uno. Yo uso girasol (y la receta original también), pero también valdría algo suave de oliva.