Esta receta no es estrictamente de mi madre, es mas bien familiar y obviamente el flan de Café tampoco es original, pero es un postre habitual en mi casa. La primera vez que lo probé fue en casa de una de mis Tías. Un postre sencillo y sabroso.
Tanto el flan como el sabor a café van a depender de las marcas que compres y método con el que prepares el café. No es lo mismo una Nespresso que una melitta clásica. Tendrás que hacer varias pruebas hasta encontrar el punto justo.
También hay que tener en cuenta el tipo de contenedor que vamos a usar para guardar el flan. Si vas a usar una flanera que luego vuelque el flan hay que bañarlo antes de echar el flan en caramelo líquido, pero si vas a usar vasos individuales que luego no se vuelcan el caramelo liquido va al final, cuando el flan ya esta un poco duro, para que lo cubra todo.