El pollo es otra de esas cosas fáciles de hacer y que gustan a todo el mundo. Los libros de pollo requieren un poco de tiempo de preparación pero el resultado es genial. Sin duda es uno de mis platos favoritos.

Para la receta he utilizado lonchas de queso para fundir normales y corrientes, pero gracias a los muchos tipos de queso existentes cualquier queso que funda bien sirve, añadiendo además un sabor distinto.